Un toque de distinción.

El abanico sigue siendo una verdadera apuesta como  obsequio personalizado,  son  un signo de coquetería, intriga y distinción. Son regalados como expresión de generosidad y suerte.Los diseños florales representan riqueza y las iniciales entrelazadas atestiguan el dominio o posesión de una pieza o como símbolo de su propia marca. El escudo es un símbolo de honor, estilo y elegancia. Mas información en www.artesaniabordadoconfieltro.com

¿Quieres compartirlo?

0 Opiniones

Deja tu opinión

Tu email no será publicado