Cuando el bordado se transforma en pintura.

Hola amig@s, os quiero mostrar uno de los trabajos, donde la frase ” bordar es pintar con la aguja” es un claro ejemplo.
Este Bordado que os muestro, está sacado de una lámina y posteriormente bordado.
Bordar flores y darles viveza es complicado, pero bordar caras, manos y pies para mí es sumamente más difícil.
Además esta lámina cuenta también con las sombras sombras que hace el destello de luz, con la aparición de la virgen.
El hombre que está Bordado es un pastor de los Caramanchos del grupo de Coros y Danazas de Don Benito Badajoz. En él se puede apreciar la faja bordada y la filigrana de cuero que tiene el traje. El bordado del pozo también es complejo, para dar profundidad a las piedras cada una de su color e intentar que quede lo más real posible. Pero aún con toda la dificultad del bordado, disfruté mucho haciéndolo y es por ello que lo quiero compartir con vosotr@s ☺️

¿Quieres compartirlo?

4 Opiniones

  1. Ana 12 diciembre, 2019 a las 8:07 am - Responder

    Hija mía ,me quedás atontá con este cuadro ,es precioso❤️

    • artesania 12 diciembre, 2019 a las 8:43 am - Responder

      Hola Ana, me alegro muchísimo que te guste y más aún que sepas ver el trabajo que lleva. Un abrazo. Chari

  2. Jesús Gomez Galan 12 diciembre, 2019 a las 9:40 am - Responder

    Es genia cada vez que veo un bordado tuyo te admiro micho mas, por el ingenio, por el cariño que dejas en tus trabajos, se nota y se siente,

    • artesania 12 diciembre, 2019 a las 11:06 am - Responder

      Hola Jesús, muchísimas, gracias por tus palabras, del mismo modo que ve el cariño que pongo en cada una de las piezas, también veo el cariño que pones en los comentarios. Un abrazo.

Deja tu opinión

Tu email no será publicado